Volver

María Paula Meneses

Desde mediados del siglo XX, "el conocimiento" ha devenido una cuestión clave a través de los intercambios de teoría y práctica de la academia sobre el colonialismo europeo. El conocimiento ha empezado a preocupar a historiadores, antropólogos, geógrafos y otros científicos sociales, dado que la producción de conocimiento es entendida actualmente como parte fundamental de las luchas de poder, de las transformaciones intelectuales y de los reajustes culturales de los procesos coloniales. Como Dirlik señala "el conocimiento colonial posibilitó la conquista y a su vez fue producido por ésta; en cierta forma, el conocimiento es la base del colonialismo. Las estructuras culturales en sociedades recientemente clasificadas como "tradicionales" fueron reconstruidas y transformadas por y a través de este conocimiento, el cual creó nuevas categorías y oposiciones entre colonizadores y colonizados, moderno y tradicional, Occidente y Oriente" (1996: ix). Basándose en la íntima relación entre el conocimiento y la formación de identidad, esta presentación persigue poner en discusión la huella de la "biblioteca colonial" (Mudimbe, 1986) sobre muchas de las formas actuales de entender el continente africano, llamando así a una aproximación ética, y comprometida/comprensiva, a la producción de conocimiento como elemento clave para "decolonizar" el presente.